Colabora con el Nuevo Apostolado.

  

Hace veinte años, concretamente en la Navidad de 1996, para su Boletín, tras el estreno del paso a costal del Cristo del Amor Fraterno, escribía: “Con relación a nuestro segundo titular -el Cristo del Amor Fraterno- tenemos que anunciar que hemos encargado a don Juan Mayorga que siga tallando nuevas partes del mismo, así poco a poco, con amor y golpe a golpe, sus expertas manos, están sacando de la dura madera nuevas flores y hojas de corinto que el próximo Jueves Santo adornaran a nuestro Cristo, pero su esfuerzo, el cariño con el que trabaja las maderas necesitan, por igual, de un nuevo esfuerzo y del cariño al Cristo, por parte de todos para poder culminar su tarea. Cada golpe de gubia del artista es un beso que éste da a la madera, pero necesita de nuestros besos, menos poéticos, pero igualmente hermosos y bellos que son los que permiten los del artista; el Cristo necesita de nuestros besos en forma de “duros”. Seguimos necesitando vuestra colaboración y ayuda para concluir el nuevo Paso del Cristo del Amor Fraterno.”

Echo la mirada hacía atrás y me parece increíble que, aquellas maderas, apenas una obra de carpintería, con la ayuda y colaboración de todos, se hayan transformado en el precioso Paso del Cristo, con sus maderas talladas, barnizadas, sus cartelas,… Y, aun jalonando ese difícil camino, emprendiéramos la sustitución del Paso de la Cena y el plan quinquenal, con sus faroles, ciriales, cuerpo de acólitos… Todo esto, únicamente ha sido posible gracias a la colaboración de todos vosotros. Gracias a esos “besos en forma de euros”, hoy tendríamos que decir de euros, que han permitido a los diversos artistas que han ido trabajando en nuestro patrimonio, a golpe de gubia, ir sacando de la madera esas flores, esas hojas, esos dibujos que escondían para maravillarnos cada nuevo Jueves Santo.

Hoy, igual que ayer, la Cofradía; nuestra Cofradía, la que hacemos entre todos, está inmersa en un nuevo proyecto, ambicioso e increíble por igual. Se trata, como hace veinte años, de conseguir el mejor Paso que nos sea posible. Antes se trataba del Paso del Cristo, hoy de la Santa Cena. En aquellos años se trataba de que un tallista avanzara el tallado de la canastilla; hoy, de que Navarro Arteaga, desvele de troncos de madera el fino rostro de nuestros apóstoles.

Hoy, llevamos mucho camino andado, pero tu Cofradía sigue necesitando la ayuda y colaboración de todos. La ayuda de esos “besos en forma de euros”. En primer lugar; pagando la derrama que se girará, este mes de junio, para avanzar con los apóstoles que son de cuenta de todos, para -como siempre hemos hecho- que parte del proyecto, del nuevo apostolado, sea de todos. En segundo lugar; invitándote a ayudar, a colaborar, dando un beso especial a alguno de esos apóstoles que ya tienen dibujada su cara, pero todavía no tienen completada su financiación. Hoy, como ayer, igual que en la construcción del Paso del Cristo, tenemos abierta la posibilidad de suscribir un “bono”, de hacer un donativo,… de colaborar con tu Cofradía, con ese apóstol que en alguna ocasión has mirado de una forma especial; o que su mensaje, su vida, su ejemplo, te ha parecido diferente, más cercano; o simplemente, que es el patrón de tu pueblo, o que llevas su nombre, o lo llevaba tu padre…

Tu cofradía, necesita y confía en tus “besos”.

¡Gracias a todos por vuestra colaboración!

Enrique Martínez.