Fiestas del Pilar 2015.

Queridos Hermanos Cofrades:Comenzamos un nuevo curso Cofrade que en esta ocasión coincide con cambios también en la Parroquia. Desde aquí nuestra cariñosa despedida al Padre Alfonso Sánchez a quien ha sido, durante muchos años, nuestro Consiliario y Párroco. Ahora comienza una nueva etapa en Madrid siguiendo con su labor pastoral y misionera. Lo recordaremos siempre por su apoyo y comprensión.

También quiero dar la bienvenida a nuestro nuevo párroco Padre Damián Cubillo. Estoy seguro que, aunque no hemos empezado a trabajar, será una relación fructífera, como siempre lo ha sido con la comunidad redentorista.

Además de curso cofrade, estamos comenzando una nueva etapa en la Cofradía que va a seguir marcada, no por mis gustos o mis inquietudes sino, como digo siempre, por el fiel reflejo de un proyecto que se está continuando desde hace ya más de 25 años. En este sentido me siento sólo como seguidor convencido de la herencia que he recibido. Y aunque hable en primera persona, creo que es el sentir de la mayoría de los hermanos.

Hablar de este proyecto de Cofradía y de sólo los 25 años anteriores también es hablar, como no puede ser de otra manera, de todo lo que hemos construido desde sus comienzos, desde nuestro cofrade número uno y fundador, hasta el último que ha entrado. Sólo han cambiado los tiempos a los que nos hemos de adaptar sin perder nuestra esencia como Cofradía de la Eucaristía.

Esta nueva etapa, tal y como anuncié el día de las elecciones, estarán marcadas por su estilo procesional, la vida cofrade, la renovación de los Estatutos (para que reflejen nuestra identidad actual), Los Pasos y las imágenes.

 Dejando a un lado los proyectos de Patrimonio, que son importantísimos en nuestra Cofradía y del trabajo alrededor de ellos, quiero incidir en uno de los puntos que más me interesan: la vida cofrade. Debemos hacer hincapié en este punto porque es el futuro de nuestra Cofradía y muy posiblemente de nosotros mismos. Debemos trabajar en grupos comunes y no estancos capaces de crear ambientes adecuados a las necesidades de todos nosotros.

 Os pido que colaboréis en esta línea, que propongáis, que os acerquéis, que hagáis… porque esta tarea no será fructífera sin la colaboración de todos vosotros.  

Hermano Mayor