Informe de novedades Semana Santa 2013 

  

Informe de novedades: Semana Santa 2013.

Las novedades que trajo la Semana Santa del año pasado a nuestra cofradía fueron muchas, de un profundo calado en su significado y de un elevado precio. La renovación del Paso de la Santa Cena, los acólitos, los ciriales,... produjeron una cierta sensación de que eran la novedad de varios años y que no quedaría nada para este; sin embargo, eso no es así. Esta Semana Santa, aunque con menor trascendencia, también tenemos algunas novedades dignas de ser reseñadas.

En primer lugar tenemos que destacar la celebración del 50 Aniversario de nuestra Sección de Instrumentos. Es una circunstancia inmaterial, pero que afecta de una forma muy importante el aspecto personal y humano de nuestra Cofradía. Los responsables de la Sección han hecho un gran esfuerzo, no sólo para celebrar el aniversario, sino también para reforzar los lazos de hermandad en la Sección. Todo ello se traduce en que, sus filas, este año van a dar un salto cuantitativo muy importante, esperando superar los 160 hermanos en la noche de Jueves Santo anunciando el paso de la Cofradía con sus tambores, bombos y timbales. Estos últimos, los timbales, merecen ser destacados, ya que este año el sonido de una veintena de timbales se unirá al de la Sección.

También merece destacar la preparación de una marcha nueva, para recordar las bodas de oro de la Sección, preparada con mucho trabajo y llena de ritmos y sonidos que se entrecruzan. Cuando suene el Jueves Santo en la avenida de Goya, habrán hecho falta muchas horas de ensayos para aunar a todos.

En segundo lugar, este año, terminaremos de configurar nuestro cuerpo de acólitos del Paso de la Santa Cena con la figura del pertiguero. El pertiguero, en realidad, no es un acólito; por ello no va revestido con sotana y roquete. El pertiguero, es una figura perdida en Zaragoza, pero que tenían nuestras dos catedrales y que conserva un profundo arraigo en otros lugares como Santiago, Pamplona, Toledo o Valencia, manteniendo una importante participación en la procesión del Corpus. El pertiguero es el jefe del grupo de acólitos. Iniciaba el cortejo en las procesiones de las catedrales, despejando y abriendo el paso a la comitiva con su vara, llamada pértiga -elemento de autoridad- y en el interior del templo, en las celebraciones, se convertía en el maestro de ceremonias. Pues bien, el pertiguero, va revestido con unropónde época, el color elegido en nuestro caso es el granate. Su ropón, su pértiga y su medallón son sus elementos característicos. Nuestro pertiguero, tendrá su vara de mando, con la que, sin palabras, golpeando el suelo, ordenará el desfilar procesional de su cuerpo de acólitos. Recordad que los acólitos no pueden hablar, incluido él, por extensión, hacen un solemne juramento de silencio durante toda la estación de penitencia. En el medallón solían y suelen grabarse motivos importantes para el grupo al que pertenece el pertiguero; bien sea el cabildo de una catedral, o el cuerpo de acólitos de una cofradía. El medallón de nuestro pertiguero, tendrá que esperar a mejores tiempos, de momento saldrá sin él, hemos llegado hasta aquí, que no es poco.

Finalmente, tenemos que recordar que, hace ya unos mese, el Señor de la Cena viajó a Sevilla, al taller de Miguel Ángel Domínguez, su autor, con el objeto de estudiar el alcance de las fisuras que habíamos observado se habían abierto en la imagen, en el ensamble entre las piezas que forman el cuerpo y el cajillo en el que encaja la cabeza, sin duda, debido a la diferente dilatación de las maderas y consecuencia del agua que le ha caído. También creímos que era oportuno revisar la consolidación de la fijación de los pies de la imagen en la peana sobre la que se apoya. El año pasado se descubrieron en la imagen unas holguras en el ensamble, que podía poner en peligro la estabilidad de la imagen y que entre D. José Lara (encargado del patrimonio de nuestra cofradía) y D. Enrique Álvarez (prioste sevillano de la Hermandad de San Gonzalo, quien vino a ayudarnos a montar el paso de la Sagrada Cena el año pasado) procedieron a su arreglo, pero dado el movimiento que va a tener la imagen en el Paso, queremos asegurar su estabilidad.

Realizado el correspondiente estudio radiográfico, el imaginero nos confirma que las grietas son consecuencia del diverso movimiento de las maderas fruto de la dilatación y humedad sufrida. En todo caso, son microfisuras superficiales, de dimensión y profundidad mínima, que no comprometen el buen estado de conservación de la imagen pero que han abierto grietas en la policromía. Tras arreglar las grietas y sellarlas, para evitar futuros daños, nos ha recomendado, no sólo repolicromar la zona afectada, sino toda la imagen para que el resultado sea óptimo. Así mismo, nos ha propuesto trabajar un poco más la talla en el pelo y en la barba para conseguir la proporción necesaria para que las potencias que se van a realizar queden lo mejor posible. Por otra parte, en lo que respecta a la consolidación realizada en el ensamble de la los pies con la peana, confirma que el trabajo realizado por D. José Lara y por D. Enrique Álvarez, fue impecable, quedando la imagen perfectamente estable y segura

Tal y como se ha apuntado, aprovechando que la imagen está en Sevilla, y que D. Miguel Ángel Domínguez puede colocar en la cabeza las presillas para su colocación, se van a realizar unas potencias nuevas, por Orfebrería Maestrante, la Orfebrería con la que venimos trabajando estos últimos años, que contribuirán a resaltar la imagen del Señor en el conjunto del Paso de la Santa Cena.

Estas novedades, tanto el ropón del pertiguero, como las potencias y la replicromía, no le va a suponer ningún coste a la cofradía, puesto que hay una familia dispuesta a donar estos trabajos, hermanos que se han ilusionado tanto con ello, que incluso se han animado a encargar una túnica y una mantolina nueva para el Señor, de lo que también se hacen cargo. El autor de la Túnica y de la mantolina, será D. Antonio Jesús del Castillo, quién, recordemos, que también ha confeccionado los faldones y broches de ambos pasos, la túnica del Cristo del Cristo del Amor Fraterno, las sotanas de nuestros acólitos, y el nuevo ropón de pertiguero que estrenaremos este año. Es encomiable y digno de ser destacado el esfuerzo de algunos hermanos para ir desarrollando todos estos trabajos y mejorando nuestra imagen en la calle cada Semana Santa.

Como podéis leer en estas líneas, mantenemos la continuidad y fidelidad con los artistas que nos han venido trabajando estos últimos años con una gran calidad y con unos precios muy adecuados.



Enrique Martínez.